Inicio
Ventajas de la lactancia natural

La leche materna es el mejor alimento para el niño durante los primeros meses de vida por muchas razones. Sin entrar en justificaciones históricas (sirve desde hace millones de años a la evolución natural de las especies y a la supervivencia del hombre en la tierra) o demográficas (salva a miles de niños de la muerte segura en el tercer mundo), la leche humana presenta múltiples ventajas que vamos a desglosar en los próximos párrafos.

Contiene las proteínas, grasas y azúcares ideales para obtener el mejor crecimiento posible del niño, tanto físico como intelectual. Las distintas sustancias de la leche materna están equilibradas de forma óptima para un buen aprovechamiento por parte del bebé, por lo que las digestiones son fáciles y muy eficaces. Además, la leche materna lleva las cantidades exactas de vitaminas y minerales que permiten el funcionamiento adecuado de todos los sistemas de nuestro organismo.

La leche humana es rica en sustancias y células antiinfecciosas maternas que son muy importantes para el niño. Al nacer, las defensas del pequeño son escasas y su organismo está expuesto a un mayor peligro de infección por parte de gérmenos (bacterias y virus) externos. Desde la madre pasan a la leche parte de las sustancias y células encargadas de su defensa. De este modo aumenta la resistencia del niño y disminuye su riesgo de padecer infecciones.

La leche materna es importante para la prevención de alergias en niños de alto riesgo por su historia familiar. Durante los primeros meses de vida, los alimentos son el agente que con más frecuencia puede producir alergias. La leche materna, en cambio, no provoca reacciones alérgicas y, además, previene que éstas aparezcan en el futuro.

Otra de las ventajas de la lactancia materna es la mejor comunicación madre-hijo, con la aparición de una relación psicoafectiva inmejorable. El niño reconoce y se comunica con su madre por el contacto con su pecho. Para la madre supone un sinfín de sensaciones positivas.

Pero también existen ventajas físicas para las madres que dan el pecho. El riesgo de enfermedades de la mama disminuye en las mujeres que lactan a sus hijos según se ha podido comprobar en multitud de estudios. Además, la normalización del tamaño del útero y los cambios hormonales después del parto se realizan mejor, de forma más natural y ordenada.

Por último, mencionaremos otras dos ventajas: la comodidad y la economía. La lactancia artificial de un recién nacido es cara (supone una media de cien mil pesetas por niño) e incómoda (limpieza y esterilización de biberones, preparación de la leche,…).
Por todo lo dicho, la lactancia materna bien establecida es  la forma ideal de alimentación durante los cuatro o seis primeros meses para la madre y el niño.

Algunas Etiquetas


regurgitaciones despues del parto,suero fisiologico,lanugo,tremulaciones,supresion lactancia materna,Cefalohematoma,tos recien nacido,Supresion Lactancia,Fototerapia,fiebre despues del embarazo.

Tambien le gustara -