Inicio
Peculiaridades del prematuro

El aspecto general definido en otro apartado de la obra para el recién nacido a término con cabeza proporcionalmente grande en relación con las extremidades es más evidente en el prematuro que suele presentar una fontanela mayor muy amplia, los huesos de la cabeza se encuentran separados entre sí (suturas abiertas), el cabello es llamativamente escaso y la facies los primeros días pequeña y afilada se redondea paulatinamente haciéndose más prominentes los globos oculares.

La piel es aún más fina, traslúcida y el panículo adiposo más escaso que en el recién nacido a término lo que hace muy prominentes los relieves óseos. Al principio el color es intensamente rojo, palideciendo posteriormente, permitiendo ver gran número de vasos sanguíneos en mayor grado que en el nacido a término. Cuando el neonatólogo en los primeros minutos del postparto establece la edad de gestación del neonato lo hace en buena medida basándose en una serie de signos de inmadurez que parcialmente detallamos y que fácilmente ustedes mismos pueden reconocer. Los pabellones auriculares son blandos por falta de desarrollo del cartílago pudiendo deformarse fácilmente con una leve presión. Las mamilas y pezón apenas se insinúan. Los pliegues que la piel forma en las palmas de las manos y plantas de los pies apenas existen en el prematuro. En los varones los testículos frecuentemente no han descendido a la bolsa escrotal y en las niñas los labios mayores no cubren a los menores.

Las dificultades comentadas para un adecuado control de la temperatura en el nacido a término se ven notablemente aumentadas en el pretérmino por las características ya descritas de su dermis, porque el metabolismo basal se encuentra disminuido y las respuestas vasomotoras son muy deficientes. Es al
mismo tiempo muy sensible a la hipertermia e hipotermia. Esta dificultad para el adecuado control de la temperatura, motiva
con frecuencia la utilización de la incubadora o cuna térmica
donde, de forma reglada, se facilita la temperatura y grado de
humedad ambiental idóneo para el desarrollo del niño.

La frecuencia respiratoria es mayor, los movimientos respiratorios más superficiales y el ritmo en ocasiones se hace irregular con pausas breves de apenas 5-8 segundos en los que no se registran movimientos respiratorios y que se conoce como respiración periódica.

Las necesidades nutritivas del prematuro son grandes como corresponde a su enorme potencial de crecimiento y también
debido a que la inmadurez del intestino y todo su sistema enzimático hace que una parte del alimento administrado, especialmente las grasas, no pueda ser absorbido. El metabolismo también tiene sus peculiaridades y así las necesidades de agua están aumentadas, regulan mal la concentración de sales y precisan  distintas cantidades de vitaminas que los recién nacidos a termino. Por todo ello, en estos niños si no pueden ser alimentados al pecho, se utilizan leches específicas de prematuros. Como no podía ser de otra forma, el sistema nervioso también se relaciona con la edad de gestación por lo que las respuestas no son tan vigorosas en el pretérmino, casi siempre se encuentra con sueño y los reflejos no son tan vivos, resultando también más frágil a los posibles traumatismos del parto y las posibilidades de infección aumentan en consonancia con un sistema inmunitario menos desarrollado y mayores necesidades de manipulación por parte del personal sanitario.

Algunas Etiquetas


regurgitaciones despues del parto,suero fisiologico,lanugo,tremulaciones,supresion lactancia materna,Cefalohematoma,tos recien nacido,Supresion Lactancia,Fototerapia,fiebre despues del embarazo.

Tambien le gustara -