Inicio
Exantema toxoalérgico

En el día de su llegada al domicilio, o incluso en las horas previas al alta hospitalaria, puede haber observado en la piel del niño unas manchas redondeadas de tamaño variable, generalmente de varios milímetros de diámetro, formadas por una zona periférica de color rojizo (eritema) y en el centro una pequeña elevación (pápula). Recuerdan a las lesiones producidas por el contacto con ortigas, si bien en estas últimas la pápula central es de mayor tamaño. Si intenta presionar y estirar la piel alrededor de la lesión observará que la zona enrojecida (eritematosa) desaparece, permaneciendo la zona central ligeramente elevada, la mayor parte de las veces sin contenido líquido. Las lesiones que acabamos de describir son las típicas del exantema tóxico del recién nacido, que afectan con más frecuencia a la piel de cara, tronco y abdomen; suelen desaparecer al final de la primera quincena aunque ocasionalmente se prolongan unos días más. Pueden exacerbarse con el llanto. Una de sus características más típicas es el carácter intermitente y “móvil” de las lesiones. No provoca molestias ni precisa tratamiento.

Las lesiones provocadas por el impétigo en el recién nacido requieren casi siempre tratamiento por resultar un proceso infeccioso. Comienzan con más frecuencia en cara o zona del pañal, y pueden aparecer en cualquier momento después del  nacimiento. La afectación dérmica en el impétigo también se acompaña de una zona enrojecida eritematosa pero no es “móvil” v la zona central sobreelevada frecuentemente tiene un contenido líquido de aspecto turbio o purulento. Las vesículas tienen tendencia a crecer si antes no se rompen, y cuando lo hacen cicatrizan por rcepitelización sin aparecer postillas como ocurre en los niños un poco mayores.

Algunas Etiquetas


regurgitaciones despues del parto,suero fisiologico,lanugo,tremulaciones,supresion lactancia materna,Cefalohematoma,tos recien nacido,Supresion Lactancia,Fototerapia,fiebre despues del embarazo.

Tambien le gustara -