Inicio

La tarea a la que más tiempo dedican los niños las primeras semanas de vida es a dormir. Hasta 18 ó 20 horas diarias. Por ello es muy importante que les proporcionemos un sitio adecuado donde hacerlo. La habitación debe tener una temperatura adecuada (lo ideal entre 21° C y 23° C) para que no haya que taparlos en exceso. Deben cubrirse con ropa ligera. El colchón debe encajar exactamente en los bordes de la cuna pues de haber un hueco entre ambos en él podría quedar atrapado el niño. No debe emplearse almohada ni dejar en la cuna ningún objeto blando (muñequitos de trapo, peluches…) sobre los que en un momento dado pueda apoyarse la boca o nariz. El col-
chón debe ser suficientemente duro para no hundirse con el peso del niño. No son aconsejables las cunas con barrotes en los primeros meses. Por supuesto, por simples razones de seguridad, un niño pequeño no debe dormir con usted. Importantísimo, ni en la habitación ni en parte alguna de la casa, debe haber humo de tabaco.

Todas estas medidas tienen por objeto evitar que inadvertidamente el niño pueda asfixiarse. Hasta hace poco estas instrucciones se complementaban con la recomendación de colocar al niño en decúbito prono (boca abajo). Pero en junio de 1992 se publicó en la revista norteamericana Pediatrics el que posiblemente haya sido el artículo pediátrico más revolucionario en lo que llevamos de siglo. En él, oficialmente, la Academia Americana de Pediatría recomienda que al poner a dormir a los lactantes normales se les coloque siempre sobre un costado o sobre la espalda (decúbito supino). Eso sí, matizaba que todavía existen algunas buenas razones para colocar a ciertos niños en posición de decúbito prono (prematuros con dificultad respiratoria, lactantes con determinadas malformaciones de vías respiratorias etc.) y que esc cambio de posición que se propone es únicamente para poner a dormir a lactantes sanos.

Este cambio de posición tan radical desencadenó de inmediato una tremenda polémica aún no concluida. En nuestro país el Grupo de Trabajo para el Estudio y Prevención de la Muerte Súbita Infantil de la Asociación Española de Pediatría, realizó un comunicado oficial publicado en Enero de 1994 que finaliza así: “Como conclusión queremos transmitir a los pediatras españoles que el recomendar que los lacrantes sanos duerman en decúbito supino, frente a la tradicional postura de dormir en decúbito prono, puede representar una medida preventiva para evitar la muerte súbita infantil”.

Algunas Etiquetas


regurgitaciones despues del parto,suero fisiologico,lanugo,tremulaciones,supresion lactancia materna,Cefalohematoma,tos recien nacido,Fototerapia,Supresion Lactancia,imagenes de suero fisiologico.

Tambien le gustara -