Inicio
El falso catarro del recién nacido

La respiración del neonato es irregular, apenas entreoída en ocasiones y en otras ruidosa, con sonidos nasales (gangueo, ronquido) audibles a distancia. El conducto nasal es estrecho y
cualquier acumulo de secreciones o simplemente los cambios posturales pueden facilitar la respiración ruidosa y ocasionales accesos de tos. Los estornudos son también frecuentes, desencadenados por una serie de estímulos como la luz incidiendo
sobre los ojos, al desvestirlo para el baño, al asear los oídos, etc.
Estos tres síntomas suelen preocupar a los padres pensando que
se trata de un resfriado; sin embargo, la propiedad fundamental de los síntomas descritos es su carácter intermitente, bastando en ocasiones un pequeño cambio postural para que desaparezcan los ruidos respiratorios durante horas.

En la infección respiratoria puede existir fiebre, frecuentemente cursa con rinorrea (emisión nasal de moco inicialmente acuoso) los accesos, de tos son reiteradas, de mayor duración y la respiración ruidosa tiende a hacerse continua. Si además de estos síntomas observa un aumento de la frecuencia respiratoria (el bebé sano raramente respira a un ritmo superior de 30-40 veces por minuto cuando se encuentra en reposo), deberán consultar con su pediatra.

Algunas Etiquetas


regurgitaciones despues del parto,suero fisiologico,lanugo,tremulaciones,supresion lactancia materna,tos recien nacido,Cefalohematoma,Supresion Lactancia,Fototerapia,fiebre despues del embarazo.

Tambien le gustara -