Inicio

En los primeros días de vida los riñones del neonato son inmaduros aunque en situación basal su funcionamiento es suficiente para mantener el equilibrio orgánico de agua y sales.

Debe preparar concienzudamente los biberones para evitar el
aporte excesivo de sales que el riñon tendría dificultades en depurar. Es necesario también ofrecer agua “entre tomas” especialmente si la temperatura del lugar donde se encuentra el niño es elevada para evitar la deshidratación y facilitar el vehículo en el cual el riñon elimina disueltos buena parte de los productos de desecho perjudiciales para el organismo. Inmediatamente después del nacimiento la capacidad de la vejiga de la orina no después del nacimiento la capacidad de la vejiga de la orina no es superior a los 40-50 mi, lo que justifica el elevado número de micciones hasta 15-20 por día y debe ponerles en guardia sobre la necesidad de extremar la higiene del niño para evitar que la orina macere la piel y facilite su infección.

Puede observar también en las micciones de los primeros días un color rosado y sedimento abundante debido al exceso de ácido úrico, situación considerada como normal. Si su hijo es varón no estaría de más observar el chorro de orina ya que en ocasiones, afortunadamente excepcionales, la fimosis excesiva o alteraciones de la uretra pueden ponerse de manifiesto por un chorro orina anómalo.

Algunas Etiquetas


regurgitaciones despues del parto,suero fisiologico,lanugo,tremulaciones,supresion lactancia materna,Cefalohematoma,tos recien nacido,Supresion Lactancia,Fototerapia,fiebre despues del embarazo.

Tambien le gustara -